domingo, 1 de diciembre de 2013

Día 30 - Los juegos de rol deberían...

Como una de mis pasiones, y por tanto, como fuente de muchas satisfacciones (y quebraderos de cabeza) , me gustaría que fueran más conocidos, y por tanto que hubiera más gente que los pudiese disfrutar.

Aunque realmente no es una de mis pretensiones respecto a ellos.

Ahora después de este reto, que no he superado (para mi han sido 31 días).

He estado recordando, y desempolvando esta afición que tenía un poco de lado, y creo que deberían ser de nuevo una parte importante de mi vida. De otro modo, porque todo ha cambiado, pero volviendo a darme esos momentos de diversión que he recordado todos estos días.

Así qué espero seguir escribiendo mis Anécdotas de rol, eso si, con una frecuencia más anárquica.

Gracias a tod@s por leerme.


Pronto volveremos a reunirnos 

Día 29 - Manía que tengas a la hora de jugar

Creo que esta va a ser una de mis repuestas más cortas, y eso que he sido breve en todas.

Poca cosa, yo diría que ordenar los dados y nada más.

Y eso es todo.

Estos dados le vendrían bien a alguno de mi compañeros de mesa

Día 28 - Defínete como máster / narrador

Improvisar, pegar duro en los combates, dar oportunidades de crecer a los personajes, e involucrarlos en la trama para acabar dejándola un poco en sus manos...

Esto en realidad serían mis pretensiones, luego lo que consigo deberían juzgarlo mis jugadores.

Improvisar: dependiendo del juego, claro, pero suelo tener en la cabeza mi trama y mis líneas de juego, alguna vez las escribo, pero siempre acabo improvisando. Porque creo que la partida debe adaptarse a las decisiones de los jugadores. Quizás porque no soy bueno consiguiendo lo contrario.

Pegar duro: los combates para mi deben ser duros. Los jugadores deben palpar el riesgo, y saber lo que hacen. Todos sabemos tirar dados, pero a mi gusta que tengan intensidad.

Oportunidad de crecer: me gusta que los jugadores puedan crecer con sus personajes, cuidar sus fichas, y esto también me ayuda a subir el nivel de los retos durante la partida. Dar la oportunidad de que puedan llevar lo que ellos quieran, aunque eso me pueda complicar la partida.

Involucrar a los jugadores: básico, no hay partida sin esto. No juego mi partida para mi. Creo que poco más hay que decir.

Seguro que me dejo algo en el tintero...




Día 27 - Defínete como jugador de rol

Difícil respuesta, sobretodo porque siempre es más objetivo si ha esta respuesta responde un tercero (o varios). Pero vamos allá...

Suelo entrar dentro de la trama rápido, y digo que suelo hacerlo, porque en ocasiones se lo pongo difícil al DJ. Puede que no me convenza el trato de los aldeanos, hacía un grupo poderoso de guerreros, y eso me lleve a quemar sus cosechas acompañado por alguno de mis compañero de mesa más inquietos, y complicarnos la vida, tanto de los que han participado como del resto de jugadores. Digo puede pero paso...

Me gusta interpretar, aunque creo que no soy especialmente bueno, y las partidas narrativas y de investigación. Pero también disfruto (o padezco) con los combates, y con la mejora propia del personaje, por eso en este punto me considero un poco todo-terreno.

Como jugador de equipo, en muchas ocasiones soy el contrapunto a la hora de las decisiones. Aunque suelo participar del equipo.

Por ultimo, otro de los factores que me define son mis arranques bipolares, ya comentados en un post anterior. Y que me pueden convertir en aliado de la causa que motiva la campaña, o bien en incondicional saboteador de la partida, pero que le voy a hacer, así soy yo, cóctel de defectos y virtudes roleras.