domingo, 10 de noviembre de 2013

Día 9 - Tu mayor pifia alrededor de los juegos de rol

Creo que para esta pregunta no tengo solo una respuesta, sino varias:

  1. No terminar mis proyectos. He acostumbrado durante todo estos años a empezar tanto campañas, como proyectos de partidas online ( aunque sólo fuera proponerlos a mis jugadores), etc... Y nunca he terminado con ellos. Todos nacieron con mucha ilusión, como cuando tienes esa idea, que llega en cualquier momento, y dices esto va a ser increíble me tomo nota... Pero luego se han quedado casi todas sistemáticamente en agua de borrajas.
  2. No aprovechar el material. Sobretodo en mis partidas como master, no sólo el material si no el tiempo para preparar la partida... Cierto que mi estilo es dado a la improvisación, pero igual que esto le puede añadir naturalidad a la partida, también te puede sorprender porque la respuesta de tus jugadores siempre es más incierta... En ese momento, ves que deberías haber preparado mejor aquella escena de combate, o lo nombres de la cúpula de la secta que atemoriza a aparte de los juzgadores, u otras cosas... Y pierdes la oportunidad de redondear la partida.
Creo que en estos dos puntos, llenos de apartados cada uno, destripo mis pifias, seguro que cometí más, pero estas son las que me duelen...

1 comentario:

  1. Qué me vas a contar. Aun estoy esperando esa partida de Pendragon que ibas a dirigir cuando terminara yo mi serie de aventuras en Ravenloft :_(

    ResponderEliminar