jueves, 21 de diciembre de 2017

Cuéntanos algo feo relacionado con el hecho de ser rolero

Nada.

Eso es, nada. No recuerdo nada "feo" con el hecho de ser rolero, no he sufrido ningún estigma, ni ninguna situación incómoda.

Todo lo contrario, mis padres siempre me dieron facilidades para jugar en casa, no me hicieron preguntas incómodas, siempre han sido buenos anfitriones... Tampoco lo hace mi mujer hoy en día, así que no he tenido ninguna situación fea.

Es cierto, que soy añejo, y ya jugaba en los 90, pero aquel caso tampoco supuso ningún cambio en mi rutina rolera.

Así que ya les digo, nada tengo que contar a este respecto.